Geoinstitutos
¿Quién fue...?
 
 
 

···· JUAN DE LA COSA ····

 

Juan de la Cosa

Recorrió las Costas de Colombia y Venezuela

Primera Carta de América

 





Q
U
I
É
N

 

Juan de la Cosa

Dueño de la "Santa María" y maestre de ella en el viaje del Descubrimiento. Colón le acusó de la pérdida deliberada de su nao, pero en el proceso que se le siguió por esta causa fue exculpado e indemnizado.

A pesar de ello, volvió a acompañar a Colón en el segundo viaje, esta vez como cartógrafo. Salió de Sevilla con Alonso de Ojeda el 18 de mayo de 1499, como primer piloto de una expedición en que también iba Américo Vespucio.


Juan de la Cosa
Juan de la Cosa





R
E
C
O

R
R
I
D
O
S

 

Recorrió las Costas de Colombia y Venezuela

Exploraron la desembocadura del Orinoco, la Isla de Margarita y las costas comprendidas entre la boca del Esequibo y la Península de La Guajira. Sus determinaciones de latitud en esta expedición, como en las restantes, fueron muy precisas. Regresó en julio de 1500; en esta época debió dibujar su célebre carta, durante su estancia en Sevilla.

En octubre de 1501 salió de nuevo con Rodrigo de Bastida hacia las bocas del Magdalena, también como piloto mayor, además de socio.

En 1503 la reina le encomendó una investigación confidencial en Lisboa, para averiguar las actividades de los portugueses en Indias; fue descubierto y apresado, quedando libre por la intercesión real. Vuelto a España, en el mismo año fue nombrado alguacil mayor del Golfo de Urabá, y durante 1.504 y 1.505 patrulló las costas con cuatro carabelas, para impedir establecimientos extranjeros.

Isla Margarita
Isla Margarita
fuente: J. Gomez Elberg

En 1.507 y 1.508 recorrió las costas de Colombia y Jamaica, con la misma misión. En 1508 intervino en la Junta de Burgos, en los debates sobre política de descubrimientos y colonizaciones.
En 1510 acompañó a Alonso de Ojeda, al mando de tres naves. Desembarcó cerca de Cartagena de Indias, para seguir por tierra hasta Turbaco, en Colombia, donde murió en un encuentro con los indios, en Urabá, el 28 de febrero. La venganza de Ojeda fue tremenda.

Los méritos de La Cosa fueron reconocidos y el rey concedió a su viuda una pensión y la suma de 45.000 maravedíes.

Como cartógrafo, Colón manifestó celos de Juan de la Cosa, y según testigos de los pleitos, estaba pesaroso de haberle << traydo a estas partes la primera vez, e por honbre abile él le avía enseñado el arte del mar e que andava diziendo que sabía más quel >>.

El Camarero de Colón, Pedro Arroyal, manifestó en los pleitos que <vio como el dicho almirante mostrando al dicho Juan de la Cosa las cartas de marear que fazía, e Juan de la Cosa las dibuxaba>.





P
R
I
M
E
R
A

C
A
R
T
A

 
Primera Carta de América

Su única obra conocida es la primera carta de América, fechada en 1500, que debe ser la fecha de su comienzo, pero no la de su terminación, porque incluye descubrimientos posteriores. Comprende los descubrimientos de Colón, los de Pinzón, Ojeda y Juan Caboto, además de los de Vasco de Gama en la costa de África. Mide 183 x 96 cms. y por su técnica en una carta arrumbada, es decir hecha al modo de los portulanos, sin graduación de longitudes ni latitudes, aunque con escala gráfica en el ecuador, que está
dividida en millas romanas; cubre 235º de longitud; de las distancias se
  Primera carta de América
Primera carta de América 
 
 
deduce que sus grados tienen 70 millas, en vez de las 56 2/3 que ponía Colón. Debió estar en la Casa de Contratación y quizá se ésta la carta que Pedro Mártir de Anglería cuenta que le mostró < el prelado de Burgos> (el arzobispo Juan Rodríguez de Fonseca), y que consideraba como <de las más recomendables>.

El mapa se extravió y en 1832 fue a parar a la biblioteca del barón Carles Athanasius Walckenaer, que al parecer la compró a un ropavejero. Este aristócrata francés fue inspector general de transportes del ejército de los Pirineos Orientales y en 1793 tuvo que emigrar a España, acusado de moderantismo. Posteriormente se dedicó al estudio de la zoología, etnografía y geografía, escribiendo varios libros sobre estas materias, fue conservador de mapas y planos de la Biblioteca Real.

Tras su aparición, la importancia de la Carta fue de inmediato reconocida; en 1833, el barón Humboldt la comentaba en su < Examen critique de l´Histoire de la Geographie du Nouveau Continent> y en 1837 el historiador Ramón de la Sagra incluía una reproducción en su <Historia política y natural de la Isla de Cuba>.

En la subasta de la biblioteca de Walckenaer, realizada a su muerte en 1853, fue adquirida en 4.321 francos oro por el Capitán de Navío D. Cesáreo Fernández Duro para el Museo Naval de Madrid, donde se conserva. La carta de Juan de la Cosa ha sido reproducida muchas veces desde su descubrimiento, casi siempre muy mal, habiendo dado lugar a críticas desfavorables hacia el original, basada en la mala calidad de las copias. En 1987 el Museo Naval ha realiza una reproducción facsímil para garantizar su conservación, pues el original se encuentra muy deteriorado.

La calidad de la obra hace suponer que fue el primer trabajo de su autor, sin el resultado de una considerable experiencia.


FUENTE: Cartógrafos Españoles, Editor: Centro Nacional de Información Geográfica, Autor: José M. Martín López

subir 

 


  
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
inicio :::: quienes somos :::: buscador empresas SIG :::: inst. iberoamericanas :::: noticias :::: artículos :::: conferencias
entrevistas :::: eventos:::: directores :::: subdirecciones :::: quién fué :::: glosario del SIG :::: direcciones de interés
cartografía antigua :::: artículos mapping :::: enlaces :::: suscripción iberoboletín :::: contacto :::: mapa web